1.13.2014

El primer resfriado

La poeta y profesora catalana Celia Viñas, estuvo muy vinculada a Andalucía, donde vivió parte de su vida, en concreto en Almeria, donde trabajó y se casó. 
Os acercamos algunos de sus poemas, que aunque hagan referencia a enfermedades, no son tristes, sino al contrario bastante originales y divertidos.
                                    








                                    El primer resfriado.
                                         Me duelen los ojos,
                                          me duele el cabello,
                                          me duele la punta
                                          tonta de los dedos.
                                          Y aquí en la garganta
                                          una hormiga corre
                                          con cien patas largas.
                                          Ay, mi resfriado,
                                          chaquetas, bufandas,
                                          leche calentita
                                          y doce pañuelos
                                          y catorce mantas
                                          y estarse muy quieto
                                          junto a la venta
                                         Me duelen los ojos,
                                          me duele la espalda,
                                          me duele el cabello,
                                          me duele la tonta
                                          punta de los dedos.
                                            Celia Viñas

Sarampión
Jesús, ¡qué calor!,
tengo sarampión.
Saco una manita,
saco una orejita,
saco la cabeza,
mi madre me tapa …
Señor, ¡qué pereza!,
¡qué sed de sifón!
Tengo sarampión.
Y son mis mejillas
Dice la abuelita
dos rojas llamitas.
Ha venido serio
el señor doctor,
y me van a dar
agua de limón.
Celia Viñas

No hay comentarios:

Publicar un comentario